sábado, 30 de noviembre de 2013

HARRY POTTER Y EL MISTERIO DEL PRÍNCIPE

¡Hola, amantes de la lectura! Hoy llega al blog el sexto libro de Harry Potter: "Harry Potter y el misterio del príncipe", el penúltimo libro de la saga. ¡Vamos allá! ¿Listos para una nueva aventura?


Harry tiene dieciséis años e inicia el sexto curso en Hogwarts en medio de terribles acontecimientos que azotan Inglaterra. Elegido capitán del equipo de Quidditch, los entrenamientos, los exámenes y las chicas ocupan todo su tiempo. La tranquilidad no le durará mucho. Dos alumnos son brutalmente atacados, aunque la escuela tiene grandes medidas de seguridad. Dumbledore sabe que se acerca el momento anunciado por la profecía, y que Harry Potter y Lord Voldemort pronto deberán enfrentarse a muerte. El anciano director solicitará la ayuda de Harry, y juntos emprenderán peligrosos viajes para intentar debilitar el enemigo, para lo cual el joven mago contará con la ayuda de un viejo libro de pociones perteneciente a alguien que se hace llamar... el Príncipe Mestizo.


La trama del libro es el precedente al último. Os lo puedo resumir en dos partes: Harry sospecha que Draco Malfoy es ahora un mortífago; Dumbledore y Harry descubren, gracias al pensadero, que Lord Voldemort dividió su alma y la depositó en diversos elementos, objetos... como queráis llamarlos. Estos fragmentos se llaman horrocruxes. Si alguien sabe inventar nombres raros rarísimos, esa es, sin dudas, J.K. Rowling. Hasta los nombres de algunos personajes tienen tela telita tela. Por otro lado, nos encontramos con que Harry ha recibido un libro de pociones que le ayudará en la busqueda de esos objetos. El libro pertenece a alguien que se hace llamar Príncipe Mestizo y cuya identidad Harry desconoce. 

¿Y qué pasa luego? La marca tenebrosa se extiende por el cielo de Hogwarts. Lord Voldemort ha regresado. Y su primer objetivo es Dumbledore, por ello envía a Draco Malfoy para matarlo. Draco dudó. En el fondo es muy buen chico este Slytheriano tan malote. Pero nada, Snape viene y ¡pum! Mata a Dumbledore... y Harry lo ha presenciado todo desde su capa de invisibilidad, pero no ha podido hacer nada para evitar la muerte del director de la escuela. 

El libro no sólo acaba con la muerte de Dumbledore. Snape le confiesa a Harry que él es el Príncipe Mestizo (Hermione aclarará más tarde que Snape es un "sangresucia" y por eso se autodenominó mestizo). Así pues, los tres amigos (Harry, Ron y Hermione) decidirán ir en busca del resto de horrocruxes y no cursar su séptimo curso en Hogwarts, mientras Lord Voldemort empieza a ser más fuerte y a ganar terreno en la comunidad mágica.

No sé qué deciros de este libro. Me han matado a Dumbledore. Su muerte me dolió menos que la de Sirius, pero me tocó el alma. Oish. Buena es la Rowling para matar personajes con los que te has encariñado durante seis libros. Pero por lo demás, es el libro que te provoca ansiedad. El final se acerca y este libro lo deja más que claro. 

¿Los personajes? Bueno, vemos una fuerte evolución en todos, sobretodo en Harry, que ya se comporta como alguien mayor a un chico de dieciséis años. 

Realmente no sé qué deciros de este libro, porqué como os he dicho, es la introducción al séptimo volumen de la saga, que es el que tiene chicha, el que se debe comentar sí o sí. ¡Así que siento no poder contaros mucho más que la trama y daros mi humilde opinión, pero es que es lo que pienso! 

Mañana terminamos con esta increíble saga lectores. ¡Nos vemos!

viernes, 29 de noviembre de 2013

HARRY POTTER Y LA ORDEN DEL FÉNIX

¡¡Hola lectores!! Es viernes y toca el quinto libro. Continuamos con las aventuras de nuestro mago favorito.



Lord Voldemort ha vuelto. Harry está convencido de que la comunidad mágica tiene que estar en crisis e intentando luchar contra él. Nada más lejos de la realidad. Pero no puede saberlo porque Ron y Hermione no le han contado nada de lo que está pasando. Harry se encuentra más aislado que nunca del mundo mágico.

Cuando un par de dementores atacan a Harry y a su primo, el joven mago se ve obligado a usar la magia y es expulsado de Hogwarts. Acto seguido, un grupo de magos le rescata de casa de los Dursley y es llevado al cuartel general de la Orden del Fénix. Allí, se entera de que el Ministerio de Magia le trata de chiflado y no acepta la vuelta de Voldemort. La subsecretaria del ministro, Dolores Umbridge, se encargará de tener vigilado a Dumbledore y a Harry. A su vez, el Señor Tenebroso, desde el anonimato, busca algo que no tenía la última vez… un arma.

Este es el más largo de toda la saga. Pero me encantó, igual que todos. Y perdonadme, pero la película fue un asesinato. Le pegaron una patada al libro y se quedaron tan anchos. Sé que es muy largo pero se dejaron cosas que luego eran importantes y les costó explicar. 

Harry vuelve a ser objeto de cuchicheos y burlas porque muy pocas personas se creen su versión respecto a lo que pasó en la final del Torneo de los Tres Magos. Básicamente, la gente tiene un miedo atroz a que Quién-vosotros-sabéis haya vuelto. Pues nada, decimos que el chico está loco y punto. Y claro, Cedric Diggory murió en un “trágico accidente”. La verdad, te llegas a plantear por qué la gente está tan ciega. ¿Quién iba a inventarse una cosa así? Es absurdo. Pero claro, el Ministro de Magia no destaca precisamente por tener muchas luces.

Así que la misión de Harry es batallar contra Dolores Umbridge, nueva profesora de Defensa Contra Las Artes Oscuras, que va a hacer todo lo posible por desacreditar aún más a Dumbledore y hacerse con el control de Hogwarts. Y si por el camino castigamos a Harry unas cuantas veces para que se grabe en la piel que no debe decir mentiras, mejor que mejor. Qué personaje más repugnante. Aunque tiene el castigo que se merece. Punto para los centauros.

Además, Harry padece un trastorno del sueño basado en lo que piensa Voldemort. Si el malo piensa en una puerta, Harry sueña con una puerta; si está controlando a Nagini para que ataque al señor Weasley, Harry sueña con que es la propia serpiente. Para volverse loco. Todo esto deriva en que Snape tenga que enseñarle Oclumancia para lograr bloquear los pensamientos de Voldemort. Desde luego, no es el mejor año de Harry.

Pero no todo van a ser desgracias. Como Umbridge se ha propuesto que los alumnos no toquen una varita en lo que les queda de vida, Hermione tiene la brillante idea de que Harry enseñe a todo aquel que quiera escucharle. Y así, con ayuda de Dobby, nace el Ejército de Dumbledore (ED). Sus miembros son todos aquellos que sí creen que Voldemort ha vuelto, como la encantadora Luna Lovegood, a quién tenemos el placer de conocer en este libro. La gente dice que está loca pero, en realidad, tiene la cabeza muy bien amueblada. Ve lo que otros no pueden, más allá de las estrambóticas criaturas mágicas que solo existen para ella. Luna exasperará mucho a Hermione, qué es más de “si no lo veo, no lo creo”. A mí me encanta la forma que Luna tiene de ver el mundo.

Otro miembro del ED, muy importante para Harry, será Cho Chang. Ahora que no está Diggory, pues se ha fijado más en Harry. Es que me caía mal. Y con razón. Las amigas no las elige bien, eso desde luego. Dónde esté Ginny que se quiten las demás. Pero Harry no ve más allá de su nariz en este aspecto. Paciencia.

Los gemelos Weasley también tienen mucho que decir en este libro. Sus productos para la tienda de artículos de broma "Sortilegios Weasley" son todo un éxito entre los alumnos y un verdadero dolor de cabeza para Umbridge. Me reí muchísimo con el episodio de los Magifuegos Salvajes Weasley, fue tremendo. Es para hacerles la ola a Fred y George. Son tremendos siempre pero en este libro se salen. Geniales.

Ron también destaca bastante, sobre todo con sus aventuras como guardián del equipo de Quidditch de Gryffindor. Nadie da un galeón por él pero al final nos sorprende. Malfoy se queda con un palmo de narices. Yo quería leer esa parte de la historia pero la autora prefirió que Hagrid nos presentara a su hermanastro, Grawp. Sí, el gigante arranca-árboles. Me cae bien. Al fin y al cabo sólo hay problemas de comunicación.

Y también volvemos a ver personajes de los libros pasados, miembros de la Orden del Fénix, como Lupin y Ojoloco. Sí, el Ojoloco de verdad. También aparece gente nueva como Tonks. Y, por supuesto, tenemos a Sirius. Que el pobre no puede salir del cuartel general porque aún está en busca y captura. No le perdonaré jamás a la autora que lo matara. Vamos a ver, por fin Harry tiene a alguien parecido a un padre en su vida, ¿y tú vas y lo matas? No. No me gustó el final del libro en ese aspecto. Tuve que sacar los pañuelos. 

Luego por fin sabemos por qué Voldemort quiso matar a Harry cuando era un bebé. La verdad, Dumbledore podría haber hablado antes. Nos habría ahorrado muchos dramas. Pero entiendes porque no lo hizo. Hasta los sabios se equivocan alguna vez.

En fin, es difícil resumir casi 900 páginas, sobre todo si tienes tanto que contar. Seguid con nosotros lectores. Mañana, Harry Potter y el misterio del príncipe.


¡¡Hasta otra!!

jueves, 28 de noviembre de 2013

HARRY POTTER Y EL CÁLIZ DE FUEGO

¡Hola, amantes de la lectura! Semana de reseñas de Harry Potter. Cuarto día de la semana, así que toca el cuarto libro... "Harry Potter y el Cáliz de Fuego".


Tras otro abominable verano en casa de sus tíos, Harry se dispone a regresar a Hogwarts para empezar su cuarto curso. A sus catorce años, Harry Potter desearía ser un joven mago como los demás: aprender hechizos, salir con sus amigos y asistir a los Mundiales de Quidditch. Sin embargo, al llegar al colegio, le espera una gran sorpresa que lo obligará a enfrentarse a grandes desafíos. Si logra superarlos, demostrará que ya no es un niño y que está más que listo para enfrentarle al resto de aventuras que le esperan en el futuro.


Este libro lo tiene todo. Emoción, acción, sufrimiento y momentos divertidos. Bueno, no, no lo tiene todo. La portada del libro me resulta horrible. La peor de la saga para mi gusto. 

¿Y qué pasa en este libro? De todo. Harry acude con la familia de Ron a los Mundiales de Quidditch, y ahí ya sufres, porqué llegan los vasallos de Voldemort para aterrorizar a los magos que han asistido al torneo (y debo admitir que ésta parte se me hizo laaaaarga, aburridísima). Pero ahí no acaba la cosa. No, no, no. Cuando el cuarto curso escolar empieza, Dumbledora anuncia que en Hogwarts se llevará a cabo el Torneo de los Tres Magos: es una competencia interescolar donde participa un alumno de Hogwarts y de dos colegios de magia más, cuyos nombres no recuerdo y que sé que son extrañísimos de escribir. 

Y como no, en vez de salir tres magos del puñetero cáliz que elige los participantes, salen cuatro. Seguro que ya sabéis cual es el cuarto, ¿verdad? Sí, nuestro pequeño gran protagonista. 

A partir de aquí, el libro trata sobre las pruebas que los cuatro participantes deberán afrontar. La primera prueba incluye un dragón. La segunda es bajo las aguas y la tercera es un gran laberinto lleno de peligros. Pero antes de contaros la prueba del laberinto y el final del libro... tengo que hablaros del baile de Navidad. Yo era "pequeña" cuando me leí el libro y sólo de imaginarme los vestidos que llevaban Harry, Ron y Hermione, me desternillaba. Ahora, siendo más madura a mis veinte años... veo que la escena pretendía ser ridícula y mostrar lo celoso que Ron estaba porqué Hermione estaba con un chico guapísimo de otra academia.

Bien, antes de analizaros a los personajes en esta novela... el laberinto como tercera prueba y el final. El laberinto se me hizo eterno. Cuando Harry y el otro participante de Hogwarts, Cedric Diggory llegan al fin del laberinto alcanzan la copa que debe alzar el vencedor. La alzan a la vez. Y la copa es un trasladador. Total, que llegan a un cementerio donde les espera Lord Voldemort. Cedric morirá y Harry será atado, observando como la fiel rata que sirve a Voldemort le prepara a su amo un nuevo cuerpo. 

Al final, hay una lucha. ¿Una lucha entre Harry y Voldemort o algun semejante? No puede ser... ¡si no se repite en ningun libro eso! No pasó en el primero, ¿y en el segundo? Tampoco. En fin, volvemos a ver Harry versus Lord Voldemort, aunque ahora el villano ya empieza a tener una forma humana más o menos... decente. Pero las varitas de ambos son gemelas, así que sus hechizos chocan y no llegan a herir nunca al otro. ¿Y cómo sale Harry del cementerio? Los fantasmas de Cedric y la familia Potter le ayudan a escapar, junto con el cadáver de éste primero. 

En parte todo se soluciona bien para Harry, aunque hay muy pocos los que creen que Voldemort fue quien mató a Diggory. No creen que el villano haya regresado. Bueno, ellos verán... Y con esto, finaliza otro año escolar lleno de aventuras (muchas aventuras y pocas clases, creo yo).

En este libro, Harry es más maduro y se da cuenta que la magia no es una broma. Puede matar y él deberá usarla para defenderse de la muerte. Vemos un Ron celoso y muy amigo de Harry. Hermione estará un tanto ausente, pero seguirá siendo esa gran amiga que sabe cómo callar bocas cuando es necesario. Todos han madurado bastante.

Los otros tres participantes del torneo... bueno, no me gustaron. Ni Krum, ni la chica esa ni Diggory. Así que no lamenté la muerte de Cedric como lloré con otras que... bueno, que ya irán sucediéndose en los libros siguientes. 

Siento por lo que voy a decir pero... para mí, es el peor libro de la saga. Mucho libro para un final que se veía a venir, que era la reaparición de Voldemort. Pero como la saga vale tanto la pena, compensa. 

Mañana reseñaremos el quinto libro, y os pido que empecéis a buscar pañuelos. Y que no os cortéis las uñas si os las mordéis. A partir de aquí, el mundo mágico cambiará totalmente...

miércoles, 27 de noviembre de 2013

HARRY POTTER Y EL PRISIONERO DE AZKABAN

¡¡Hola lectores!! Toca el tercer libro de esta gran saga. ¡Vamos!



Un verano que ya es horrible empeora de repente cuando Harry se entera de que la tía Marge va a ir de visita a pasar unos días con los Dursley. Harry intenta contener su enfado pero, una noche, harto de su constante maltrato, el joven mago infla como un globo a Marge y se ve obligado a huir.

Subido en un autobús asombroso, lo que Harry no sabe es que alguien ha escapado de la prisión de Azkaban. Sirius Black, condenado por matar a doce personas con un solo hechizo, ha huido con un solo propósito: acabar con quien le envió a la cárcel.

Lo primero decir que este uno de mis favoritos. Lo he leído tantas veces que me tocó arreglarlo porque se me habían desprendido las páginas. Es amor. LO ADORO. El libro está repleto de tramas y aparecen nuevos personajes. Personajes que serán muy importantes en los próximos libros.

Bueno, Harry no se aburre nunca. Ahora le persigue un asesino peligroso que quiere matarlo. O eso dicen. Yo sabía que había algo que no acababa de encajar. El mejor amigo de James y su padrino. ¡Venga ya! Imposible. Ya era hora de que Harry tuviera alguien que velara por él.

Luego estaba la afición del gato de Hermione, Crooksanks, de perseguir a Scabbers, la rata de Ron. Eh, ni se me ocurrió pensar que la rata era el problema en todo este asunto. En mi defensa diré que tenía 9 años. Mi capacidad de deducción estaba mal desarrollada. Eso sí, que el perro negro alias “Grim” era Sirius sí que lo adiviné. Me siento orgullosa.

Pero Harry tiene otros problemas. Problemas que empiezan por D- y acaban en –ementores. Sí, esas criaturas monísimas que te quitan la felicidad, te dejan sólo con tu desesperación y, si eso, te dan un beso. Adorables. El pobre Harry se desmalla cuando se acercan a él (algo que Draco Malfoy no pasa por alto) y alguien le ayudará a combatirles.

Y aquí es donde entra Remus Lupin. Me encanta este hombre. Soy fan incondicional del hombre lobo. Ahora Snape me miraría mal, seguro. Se incorpora a Hogwarts como profesor de Defensa contra las artes oscuras y ayuda muchísimo a Harry. Sobre todo a descubrir que fue lo que en realidad pasó ese fatídico día. Un amigo de James que te cae bien a la fuerza. Y que tiene mucho que ver con el mapa del merodeador que los gemelos Weasley le dan a Harry. Yo quiero un mapa de esos. Sería muy feliz.

Ahora, Ron y Hermione. Se pasan medio libro tirándose los trastos a la cabeza. La mayor parte de veces por culpa del gato y la rata. Pobre Hermione, que solo quiere hacer las cosas bien y Ron no lo entiende. Cuando me lo volví a leer, que ya se había publicado el séptimo, pensé “si supierais que os vais a casar…”. Menos mal que al final hacen las paces. Esos tres sí que evocan bien la palabra amistad.

Hermione cambia mucho del libro anterior a este. Sigue siendo la inteligente y responsable de los dos libros anteriores pero ves cómo empieza a rebelarse en algunas cosas, como con el puñetazo que le pega a Malfoy. Esa escena es mítica. Me alegra que luego la pusieran en la película.

Luego están Buckbeak y nuestro guardabosque favorito, Hagrid. Si la autora se hubiese cargado al hipogrifo me habría cabreado muchísimo. Si Malfoy está tonto perdido no es culpa del pobre animal. Yo también le pegaría si me insultara. Lo que está claro es que el chico de Slytherin recibe mucho en este libro. No podía hacer otra cosa que alegrarme. Qué mal me caía. Snape y él. No sé a cuál aguantaba menos. El profesor más odiado parece que tiene dos objetivos en este libro: intentar que echen a Lupin y atormentar al pobre Neville. La venganza de Neville me encantó. Anda que no me reí con lo del boggart.

Y el profesor Dumbledore. Nuestro director también se la pasa peleándose con los dementores y es el que da la clave para poder salvar a Sirius y a Buckbeack. No sé qué haríamos sin él. Para variar, es el único que se cree las versiones que parecen increíbles. Es un personaje muy muy especial. Uno de mis favoritos y creo que el de mucha gente. Me dio mucha pena que tuvieran que cambiar al actor que hacía de él en la película.

Por último, el final. Que rabia me da que Pettigrew se escape. Aunque, por otro lado, se hubiese acabado lo interesante. Al fin y al cabo, el vasallo debía volver con su señor y ayudarle a renacer. Lo malo es que Sirius no puede limpiar su nombre, cosa que deriva en consecuencias desastrosas.

En fin, me he extendido mucho y eso que aún me he dejado personajes fuera. Pero es que estos libros son los mejores. Crecí con ellos y les tengo un cariño muy especial.

Mañana el cuarto, Harry Potter y el cáliz de fuego. El Torneo, los campeones, el laberinto... y Voldemort. 


¡¡Hasta otra!!

martes, 26 de noviembre de 2013

HARRY POTTER Y LA CÁMARA SECRETA

¡Hola, amantes de la lectura! Hoy seguimos con la semana temática de Harry Potter. Es martes, segundo día de la semana... y nos toca el segundo libro. "Harry Potter y la cámara secreta".


Ahora que ya ha finalizado el primer curso en Hogwarts, Harry espera en la casa de sus tíos que empiece el segundo curso. La espera no durará mucho: una noche se le aparece un elfo, que asegura que la escuela está amenazada por un peligro mortal. Por ello, Harry no se lo piensa dos veces y acude a Hogwarts con su buen amigo Ron en un coche volador. ¿Pero puede un aprendiz de mago luchar contra los malvados que pretenden destruir el colegio? La cámara secreta ha sido abierta, y Harry, Ron y Hermione deberán enfrentarse a arañas gigantes, serpientes, fantasmas enfurecidos y con el adversario más temido de todos. Aquel que no debe ser nombrado.


La portada. La portada de este libro es... no la puedo describir. La serpiente, el ave fénix. Son dibujos con mucho significado para mí, y se me clavan en el alma. Aquellos que crecimos con esta saga de siete libros, seguro que adoramos también la portada del segundo libro.

En este segundo libro, la trama gira entorno a la Cámara Secreta y lo que su apertura representa. Las escrituras en las paredes aseguran que con la Cámara abierta, el heredero de Slytherin matará a aquellos cuyos padres no tengan sangre de mago. Empiezan a aparecer alumnos petrificados, incluida Hermione. Si Harry y Ron ya buscaban la Cámara Secreta y averiguar los secretos que ésta escondía, deberán empezar una carrera a contrarreloj cuando la hermana pequeña de Ron, Ginny, sea llevada a la Cámara.

La trama parece rebuscada, pero en realidad, son sucesos que se encadenan para formar un final perfecto dentro de la Cámara Secreta, donde Harry deberá enfrentarse a un Voldemort adolescente y ya malvado, aunque es conocido como Tom Riddle. 

Harry, Harry, Harry. Es un guerrero y está dispuesto a dar la vida por los suyos. Digamos que en es el mismo muchacho cuando empieza la novela que cuando acaba, sólo que es un pooooco más consciente que Voldemort... en fin, que busca guerra y que él es su objetivo. Todos hemos querido ser como él y poder matar a un basilisco como él hizo. Y cuando digo todos, es to-dos. Si vosotros no, no sois fans de Harry Potter y os invito a que salgáis de este blog y olvidéis esta reseña (con todo mi amor y cariño, claro). 

Si analizo a Hermione en este libro, es como Harry pero en femenino. No se deja acobardar por nada y está dispuesta a todo por salvar Hogwarts y a sus compañeros. Incluso petrificada es de ayuda, ya que sostiene la nota que dará muchas claves a Harry y a Ron para descubrir los misterios que envuelven la Cámara.  Maldita sangresucia, como la admiro.

¿Ron es como Harry también? Bueno, en parte... sólo que en una versión un pelín más cobarde. Me encanta ver cómo se enfrenta a sus miedos, pero como les planta cara, no sin una expresión de terror en el rostro y una queja en los labios. Creo que el Ron que vemos en la segunda película de la saga se parece bastante al que imaginé de pequeña al leer "La Cámara Secreta". 

Como apunte sobre Ron, normal que tenga fobia a las arañas. Yo creo que si ya les tenía miedo... cuando leí cómo eran las que describía Rowling, creo que les empecé a tener real pánico. ¿Ese tamaño tan descomunal era necesario? 

En este libro, conocemos a Dobby, un elfo un poco raro pero encantador. Las administradoras de este blog quieren a Dobby. Lo adoré y lo adoro, así como adoré al ave fénix. Fawkes, con sus lágrimas curativas que salvan a Harry al final del libro y lo saca de la Cámara Secreta (a él y a los otros). Qué encanto de pájaro. ¿Hola, tienda de animales, dónde puedo encontrar un fénix? ¿Ah, qué es un ser mitológico? Me da igual, quiero uno, hombre ya. Y que venga con la espada de Gryffindor a poder ser, gracias. 

También conoceremos al malvado padre de Draco Malfoy. Lucius me resultó horrible, algo así como la reencarnación del demonio, aunque eso era por qué aun no había conocido del todo a Voldemort como se irá descubriendo a lo largo de la saga. ¿Por qué lo odiaba tanto? Porqué trataba a los Weasley cómo si fueran ratas, porqué era el dueño malvado de Dobby.
También está Lockhart. En su momento su personaje, mentiroso a más no poder, me resultó indiferente; ahora me hierve la sangre (lo que hace la madurez, ¿eh?). 

Hagrid y Dumbledore cogen un segundo plano en este libro. Así que poco puedo contaros... sólo decir que Hagrid es amor, ¿cómo alguien puede sospechar que él es el responsable de lo de la Cámara Secreta? Fudge, qué manía te pillé con este libro, en serio. Y mientras estos dos personajes pierden fuerza (que recuperaran al final de la novela), conocemos a Myrtle la llorona, un fantasma que despierta en ti una gran ternura y pena, seas pequeño o grande. 

El final es simplemente perfecto. Harry vence, como debéis saber los lectores y como debéis suponer los que aun no habéis leído la saga (*mirada asesina a estos últimos*). 

Así pues, si no os lo habéis leído, os lo recomiendo, y si sí os lo habéis leído... volverlo a hacer. Leer un libro años después de haberlo leído por primera o segunda vez hará que lo veáis con otra perspectiva y descubriréis mil cosas que en su momento pasasteis por alto. 

Mañana nos reencontraremos con el tercer libro de la saga. ¿Estáis listos para redescubrir qué es la Prisión de Azkaban y reencontraros con Sirius Black? Os esperamos mañana, aquí, ¡listas para hacer su reseña!

lunes, 25 de noviembre de 2013

HARRY POTTER Y LA PIEDRA FILOSOFAL

¡Hola amantes de la lectura! Hoy empezamos una semana donde sólo hablaremos de los conocidos libros de Harry Potter de J.K. Rowling. Las administradoras de este blog confiamos en que os gusten las reseñas, ya que sabemos que esta saga es especial, mítica; lo hacemos con todo el cariño y respeto del mundo hacia su autora, a los libros y sus fans que, como nosotras, se criaron con estos siete libros tan maravillosos.


Harry Potter se ha quedado huérfano y vive en casa de sus abominables tíos y del insoportable primo Dudley. Harry se siente muy triste y solo, hasta que un buen día recibirá una carta que cambiará su vida para siempre.


La portada es preciosa, muestra todo lo que puede llegar a ser Harry Potter y su mundo de magia, vida y muerte. Y la trama es perfecta. Rowling ya nos muestra aquí lo bien que escribe y lo fácil que nos resulta meternos en su mundo, como si nosotros fuesemos amigos de Harry y viviéramos también en Hogwarts, la gran escuela de magia y hechicería que a partir de ahora será su hogar y donde conocerá gente maravillosa y gente que no se pueden considerar "personas" como tal. 

Lo leí de pequeña, pero si lo releo, me doy cuenta de que Rowling es una genial escritora. Te tiene enganchada desde el primer momento en que lo empiezas a leer, y el final (os hablo de  la impresión de cuando yo tenia ocho años, que es la buena, la de cuando empecé a leer) me pareció WOOOOOOW. Por supuesto, en los siguientes libros, Rowling se superará; no sólo en cómo sigue el hilo de la historia, sino en los finales, llenos de tensión y que te dejan en vilo hasta que no terminas la novela. 

Hay muchos personajes. Y cuando digo muchos, es muchos. Pero Rowling vuelve a ganarse al lector: me refiero a que no sé cómo lo hace, pero consigue que adores a los que más nombra, pero que tampoco olvides a aquellos que salen un par de veces en el libro y que a lo mejor salen en otra novela. Esta mujer tiene un don. 

Harry es un niño triste, que de repente puede confiar en que la vida ya no le da la espalda. Al principio de la novela sólo siente odio hacia su familia, y pena por sus padres muertos, porqué no los recuerda y porqué lo dejaron solo en el mundo cruel en el que vive. Por suerte, vemos que al llegar a Howgarts, Harry descubrirá (al mismo tiempo que el lector) un mundo donde hay magia, todo aquello que todo niño soñó vivir: escobas que vuelan, hechizos, un castillo "encantado", seres extraños, gigantes... y empieza a ser feliz, a disfrutar de su vida. Aunque pronto se dará cuenta del peligro que corre, y es que Voldemort ha regresado. Esta dispuesto a acabar con él. Es cuando Harry empieza a ser consciente de lo que significa ser el niño que sobrevivió, y sabe que ahora tiene una gran responsabilidad. 

También estan los que se convierten en sus amigos del alma. Ron y Hermione. Son lo opuesto el uno del otro. Uno es un gran amigo, ella es más la sabelotodo. Pronto demostraran que los tres son una gran piña, y si ahora, años después me preguntó que une a tres personas tan distintas, supongo que puedo decir que eso es lo que hace que su amistad nazca: sus diferencias. Se complementan. Y si os he de ser sincera, yo quería que Hermione se quedase con Harry, o al menos al leer el primer libro con ocho añitos era lo que pensaba. 

Por un lado, tenemos a su familia muggle. Los Dursley. Son lo peor de lo peor, no dejando que Harry descubra que realmente puede usar la magia. Y su primo ya es... no entiendo como Harry no le rompió un jarrón en la cabeza siendo más pequeños, alegando una trastada infantil. Supongo que de tales padres tan horrendos, así ha salido el maldito primito. Grrrr.

Luego tenemos los personajes "mágicos". Si nos basamos en este libro, hay un bando bueno y otro más malvado. Dumbledore y Hagrid son un encanto de personajes con los que resulta realmente fácil encariñarse. Malfoy es lo contrario a Harry, por lo que será muy fácil cogerle manía. Es el típico niño rico abusón. Y Snape... bueno, un profesor de esos que se puede decir que "te pillan manía" y que ya te hacía sufrir con sólo ver su nombre aparecer en alguna página.

Y hablando de malos... ¿Voldemort? El que no debe ser nombrado regresa después de muchos años desaparecido, dispuesto a volver a vivir como antes y dominar el mundo. Todos los villanos quieren dominar el mundo, doblegar a los que ellos consideran inferiores. Bueno, eso es un clásico, pero creo que Rowling lo lleva a otro nivel que iremos descubriendo en los libros que siguen a La Piedra Filosofal. ¿Y cómo planea volver a la vida Lord Voldemort? En este primer libro, nuestro villano vive en la cabeza de un profesor. ¿Su objetivo? La piedra filosofal para conseguir el elixir de la vida eterna. 

Entonces, a ver, una cosa, Rowling, tengo una queja. ¿No había otro sitio para Voldemort? No sé, dentro de una lamparita mágica, algún otro objeto así que se pueda abrir o cerrar... no, ¿tenía que ser la nuca del profesor Quirrell? Tenebroso y muy desconcertante. 

Quirrell nos tiene engañados a todos durante el libro, y quién diga que siempre sospechó de él, MIENTE. 

Pues bien, como todos bien sabéis, para lograr llegar hasta la piedra filosofal y protegerla, porqué (claro) los profesores dudaban de las teorías de Harry y sus fieles amigos, deben pasar diversas pruebas. Ahí vemos como la cobardía se vuelve en una valentía tácita, en un instinto de superviviencia... que hará que Harry llegue solo hasta Voldemort, Quirrell y la piedra filosofal. ¿El final? Lo conoceis también todos: Quirrell acaba muriendo (oh, pobre), Voldemort es como un visto y no visto y Harry sale vencedor. Espectacular. La imaginación de Rowling es maravillosa.

Así pues, no sé qué más os puedo decir de esta gran novela. Ya os he dicho que adoro la portada, la trama y os he explicado más o menos los personajes. Tengo miedo a hablar más, porqué adoro esta saga y no quiero liarla. Y mucho menos que os lancéis a mi yugular para matarme.

A medida que reseñemos los otros libros, os iremos presentando más nombres que los seguidores de Harry Potter tenemos grabados en el alma. Espero que os haya gustado y mañana nos vemos con "Harry Potter y la Cámara Secreta".

viernes, 22 de noviembre de 2013

LOS CUENTOS DE BEEDLE EL BARDO

¡¡Hola lectores!! Hoy os traigo una historia muy especial que todos recordaréis del gran libro Harry Potter y las reliquias de la muerte. Su autora, no podía ser otra que J. K. Rowling. 


Los Cuentos de Beedle el Bardo contienen cinco cuentos de hadas muy diferentes que deleitarán al lector con su humor y la emoción del peligro de muerte. Muggles y magos por igual disfrutarán de los comentarios añadidos al final de cada relato, escritos por el profesor Albus Dumbledore, que cavila en ellos sobre las enseñanzas que nos dejan los cuentos, revelando al mismo tiempo pizcas de información sobre la vida de Hogwarts. Este libro único y mágico perdurará como un pequeño tesoro en los años venideros. La traducción de las runas ha sido realizada por Hermione Granger.


Los cuentos de Beedle el Bardo. LOS CUENTOS DE BEEDLE EL BARDO. Madre mía, que emoción me entró cuando me enteré que Rowling los publicaría. ¡El libro que contiene la historia en la que se basa la leyenda de las reliquias de la muerte! ¡Podría leer la fábula de los tres hermanos! La que leyó Hermione en voz alta a Harry y a Ron aquel día en casa de Xenophilius Lovegood. ¡Qué guay!

La verdad el libro es súper pequeñito pero tener en mis manos una parte de los libros que más he adorado y releído miles de veces desde que me convertí en lectora es… ¡AAAAW! Muero de amor.

Algunos cuentos nos suenan del libro de Harry Potter: “El mago y el cazo saltarín”, “La fuente de la buena fortuna”, “El corazón peludo del brujo”, “Babbitty Rabbitty y su cepa carcajeante” y, por supuesto, “La fábula de los tres hermanos”. Todos, según dice la autora en la introducción, son tan importantes para los magos y brujas como para los muggles otros cuentos. Parece que esté oyendo a Ron decir: “¿La Cenicienta? ¿Eso qué es? ¿Una enfermedad?”. Grande.

Me leí con más interés la de los tres hermanos y las notas que pone nuestro querido Dumbledore al final. J. K. Rowling consigue que el mejor director que ha tenido Hogwarts jamás vuelva a nosotros. Mucha emoción, vamos.

Y luego está la forma de escribir de la autora. LA ADORO. Lo hace de una manera que no te aburres lo más mínimo. Es fantástica. Si los de Harry Potter me los leí rápido, este ya ni os digo. Y me gustó mucho. Otro pedacito más del mundo de nuestro querido mago del que aprendimos tanto. Si no os lo habéis leído, hacedlo. Creo que os gustará.

La semana que viene haremos un homenaje a esta fabulosa saga porque las administradoras estamos de acuerdo en que este blog sin Harry Potter no sería lo mismo. Y este libro es una buena forma de empezar a hablar de estos personajes que tanto nos han marcado.


¡¡Hasta otra!!

miércoles, 20 de noviembre de 2013

ENTRE TONOS DE GRIS

¡¡Hola lectores!! Esta es una de las reseñas que habéis elegido para que la publiquemos. Así que, ahí va. Entre tonos de gris. Su autora, Ruta Sepetys.



1941. Kaunas, Lituania. Lina Valkis, de quince años, está feliz porque va a entrar en una escuela de arte a dedicarse a lo que más le gusta: dibujar. Sin embargo, todo se va a pique cuando la policía soviética irrumpe en su casa y se la lleva, junto a su madre y su hermano Jonas. Su padre, profesor universitario, desaparece sin dejar rastro.


Bueno, lectores. El libro está muy muy bien. Pero es duro y triste muchas veces. Sin embargo, te enseña mucho. La gente se escandaliza por lo que hizo Hitler. Y no es para menos. Ese hombre era un monstruo. Pero quizá sus atrocidades le quitan importancia a lo que hizo Stalin. Y telita. La URSS realizó sus propios crímenes durante la guerra. Y la autora te los muestra sin reservas. Ella es hija de un refugiado lituano y escribió este libro por él y por todo los que murieron bajo el yugo soviético.

Lina se enfrenta a la incertidumbre desde el momento en que los soldados la capturan. ¿Qué van a hacerles a ella y a su familia? ¿Dónde está su padre? Desde el momento en que empieza esta horrible situación luchará por dos cosas: que no la separen de su familia y lograr encontrar a su padre. Y, para ello, hará lo que mejor sabe: dibujar. A lo largo del libro va dejando por ahí muchos dibujos con la esperanza de que lleguen al lugar indicado. Así expresa lo que está viviendo al igual que Munch, su artista favorito. Me gusta mucho su personaje. Pese a tener sólo quince años se mantiene en pie, sobre todo por su hermano. Es de admirar.

El libro lo vives muchísimo. Lina te va mostrando todo lo que va experimentando y te sobrecoge. Todos los prisioneros acaban formando una gran familia, unidos por su destino. Se ayudan unos a otros para seguir adelante. Su instinto de supervivencia es alucinante. Si habéis visto como es un campo de concentración, os podéis hacer una idea de cómo es un gulag soviético. Y ellos son lo mejor del libro. Todos y cada uno de ellos. Hasta los gruñones.

La historia se entremezcla con retazos de la vida anterior de Lina, lo que ayuda a conocerla mejor. Y te muestra lo que le han arrebatado. Pero personajes como Andrius la ayudan a salir adelante. Cómo me gusta este chico. Algo bueno había que sacar de todo este asunto.

Luego hay un personaje que me gustó mucho también y que no forma parte de los prisioneros. Al contrario. Nikolai Kretzsky es un soldado ruso con el que os llevaréis alguna que otra sorpresa. A pesar de ser de los malos, sabes que no es como los demás. Ya veréis.

Es un libro en el que creo que es imposible no emocionarse. Anda que no lloré. Pero el final invita a la esperanza y eso me gustó. Después de todo lo ocurrido aún se puede ver una luz al final del túnel. Quizá quedó alguna cosa sin cerrar pero no deja de ser un gran libro. De verdad. Gracias por elegirlo. Recomendado.

¡¡Hasta otra!!



martes, 19 de noviembre de 2013

CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS

¡¡Hola lectores!! Continuamos con la trilogía ‘Cincuenta Sombras’. Una de las más vendidas de su género.



Anastasia ha roto con Christian y se ha marchado. No es capaz de soportar las peculiares prácticas eróticas de Grey. Lo quiere pero cree que ella no es lo que él necesita. Sin embargo, Christian no es de la misma opinión y la convence para que le dé una segunda oportunidad.

Pero Christian debe luchar contra sus propios demonios y en el proceso Ana se enterará de los más oscuros de secretos de su guapo “Cincuenta sombras”. Y quizá no le guste lo que averigüe.

Aaaaaaaay Grey. ¿Qué os cuento? Si tuviera que decir cuál fue el que menos me gustó, elegiría este. Pero no por nada, quizá simplemente se me hizo un pelín pesado en algunas partes. Creo que estaba más interesada en la historia de ellos dos que en las escenas eróticas que, a veces, eran un poco repetitivas.

La portada me gusta mucho. Al igual que mi compañera, pienso que mostrar en la portada un elemento simbólico que forme parte del libro llega mucho más a los lectores. En este caso, la máscara es un puntazo.

Ana cambia bastante en este libro. Saca más sus garras y se enfrenta a Christian y su parte controladora. Y es que a veces es muy difícil seguirle el ritmo a este hombre. Creo que lleva bastante bien todo lo que arrastra Christian. Mujeres incluidas. Anastasia me gusta mucho. Además, la forma de narrarlo todo engancha. Yo me partía con “la diosa que lleva dentro” y su subconsciente. Intentaba imaginármelas y era muy divertido.

Pero, sin duda, el mayor cambio lo sufre Christian. Como dice él, que Ana le dejara es “lo mejor que nos podría haber pasado”. Se da cuenta de que no puede vivir sin ella y si para eso tiene que dejar de lado sus prácticas sexuales lo hará. Si os enamorasteis de él en el primer libro, aquí ya ni os cuento. Vemos muchas más facetas de Christian. Ya no es sólo el tío frío y controlador del primer libro. Ves qué es ADORABLE. Me encanta ese giro.

Y ahora los demás personajes. Tenemos nuevos como Leila y Jack, y viejos como Elena. Uff Elena. Qué instintos asesinos me entraban cada vez que aparecía. No la aguantaba. Luego está Leila… os diré que es una ex sumisa que da algún que otro dolor de cabeza. Y eso nos llevará al secreto mejor guardado de nuestro Grey. Me imaginaba algo así pero no dejé de sorprenderme. Punto para Anastasia en ese momento.

En cuanto a Jack… vamos a dejarlo en que hay que darle de comer a parte. Creo que si me pongo a insultarlo no acabo ni mañana. Ya veréis, ya. Aquí no es que salga mucho pero es más que suficiente para que te hagas del club anti-Jack.

Ahora el final. AAAAAW!! Me encantó. Por muchas razones. Primero, alguien se lleva su merecido. ¡Punto para Grace! Después pasa algo que me hizo adorar más a Christian. Y por último… tu primer pensamiento cuando acabas es: ¡QUIERO EL TERCERO YA! La autora consigue dejarnos en suspense pese al final que se marca.

En fin, me encanta esta trilogía. Si Grey no ha caído en vuestras manos ya sabéis. Pronto el tercero.

¡¡Hasta otra!!






lunes, 18 de noviembre de 2013

EL LADO PELIGROSO DE JUDE

¡Hola, amantes de la lectura! Hoy os traemos la segunda parte de la trilogía de Jude Ryder, de Nicole Williams: "El lado peligroso de Jude".


Jude Ryder atrae siempre todas las miradas. Es guapo, insolente, atrevido... y desde que está con Lucy exhibe una sonrisa que quita el hipo. Pero, aunque estén más enamorados que nunca, ella no lo tiene claro. Por un lado, Jude siempre ha sido un rompe corazones, un imán para todas las chicas. Y por otro, se encuentran a más de cuatro horas de distancia: ella en una exclusiva escuela de danza y él en una buena universidad gracias al futbol americano. Y si eso no fuera poco, Lucy pronto descubrirá que en esa universidad, todo jugador de fútbol tiene una <<hermana>> animadora, y la de Jude no tiene intenciones muy fraternales...


Nicole Williams se luce con este libro. Os lo digo de verdad. Sufrí y grité, sonreí y lloré. Lo tiene todo y creo que aunque sigue en su línea de historia de amor que a una chica normal no le suele pasar, tiene un toque realista: las dudas de Lucy, lo insistente que se vuelve Jude, como lo puede ser cualquier tipo enamorado... y las intenciones de una tercera persona. Porqué en toda relación suele colarse una tercera persona dispuesta a todo.

Lucy es el personaje que más me ha sorprendido de todos. Vemos una Lucy enamorada, pero llena de dudas y de celos. Ve que la distancia puede separarlos, teme que Jude la olvide y que se centre en la animadora que no deja de lanzarle indirectas muy directas. Eso nos ha pasado a todas. En cierto punto, Williams nos demuestra que toda chica es insegura y tiene sus momentos de "¿y si me olvida? ¿y si se fija en otra que sea esto, esto y esto y esto?". Vemos una Lucy que sufre el típico síndrome de "ni contigo ni sin ti", algo que también pasa mucho a las personas enamoradas. 

Jude sigue siendo el mismo, sólo que está más enamorado. ¿Es eso posible? Se ve que sí. Se pasará todo el libro intentando demostrar a Lucy que ella es la única mujer en su vida. Y eso os enamorará como me enamoró a mí. Quiero decir, si os enamorasteis de él en el primer libro, en éste ya estaréis creando formulas y buscando metal para formar una máquina que lo saque de la novela. Por culpa de escritores/as como Nicole Williams, tenemos un listón super alto y no hay hombre que supere estas fantasías que nos meten en la cabeza. 

¿Y por qué tendrá que demostrar Jude que sólo tiene ojos para Lucy? Porqué cierta zorra (sí, lo siento, pero es que no tiene otro nombre la animadora ésta que se mete en medio) se mete en medio y hace creer a Lucy que Jude le es infiel. No la soporto. Ya no sólo por cómo jode la relación Lucy-Jude, sino porqué no me gusta que haya personas tan malas y retorcidas en el mundo, aunque sea en un mundo ficticio.

Por suerte, esta historia contará con personajes que te harán sonreír y que harán ver a Lucy que no está sola. La mejor amiga de Jude es un encanto y se ha convertido en su mejor amiga también. En cuanto al pequeño Jude... es tan encantador como "su tío".

El final es sorprendente. Yo (lo que era yo, vamos) no me lo esperaba. Además, lo del hospital y lo del micrófono en medio del campo de fútbol... me quedé muy loca. Cuando lo leáis ya me entenderéis. Y vais a flipar. ATENCIÓN SPOILER *Jude Ryder es mono hasta para pedir matrimonio, tío* FIN DEL SPOILER.

Así pues ¿os lo recomiendo? Vaya si os lo recomiendo. Si no habéis leído la trilogía de Jude Ryder, intentad que caiga en vuestras manos lo antes posible lectores. Vale la pena. Incluso creo que el segundo libro es mejor que el primero.

Muy pronto os traemos el desenlace... el último libro que cierra la historia de Lucy y Jude.

sábado, 16 de noviembre de 2013

EN NOMBRE DEL AMOR

¡Hola, amantes de la lectura! Hoy os traigo un libro de Nicholas Sparks que me leí hace un par de días: "En nombre del amor". Un libro que derrocha romanticismo y dramatismo en cada página.


Travis Parker tiene todo lo que un hombre puede desear: un buen trabajo como veterinario, amigos fieles y una casa delante de un lago en una pequeña localidad de Carolina del Norte. Le gusta la vida y la aprovecha al máximo, pero hay algo que se resiste a probar: enamorarse. Sin embargo, semejante proposito desaparece cuando entra en su vida Gabby Holland. Gabby es una asistente pediátrica que se acaba de mudar al barrio de Travis. Él ha intentado ser un buen vecino, invitarla a barbacoas, a pasar el día con sus amigos en su lancha, pero ella se ha resistido a los encantos de su guapísimo vecino. Sabe que sería demasiado fácil sentirse atraída por él. ¿Su problema? Tiene novio.


El libro está estructurado en dos partes: en 2007 y en unos once años atrás. La parte de la novela que se desarrolla en 1996 es todo romanticismo, mientras que la siguiente es todo dramatismo y ansiedad. 

La primera parte, vemos como Travis y Gabby se conocen, se hacen amigos y cómo sufren cuando surge el amor entre ellos. Sparks, no entiendo cómo en un fin de semana dos personas se pueden enamorar y saber que son medias naranjas. En dos días no puedes saber si ese hombre es el hombre de tu vida. No sé, es como si Sparks tuviese mucha prisa por terminar esta parte. 

En la primera parte del libro, vemos un Travis Parker guapísimo, inteligente, divertido, amante de los deportes, del mar. Veterinario, adora a todos los animales, aunque también siente debilidad por los hijos de sus amigos. Buen hermano, mejor amigo. El vecino que toda mujer desearía tener. Se enamora de Gabby y no tiene reparos en declararse. No tiene intención de esconderlo. 

Gabby es encantadora, una chica que reprime las buenas sensaciones y que prefiere la monotonia. Por eso no es capaz de dejar a su novio, ni siquiera cuando se enamora de Travis. Adora a su perrita, la defendería como si fuera su hija. Es una mujer con muy mala imagen de sí misma, muy sensible. Trata de parecer fuerte, pero Travis ve más allá de su fachada. Y ella se lo permite. 

En la segunda parte del libro, todo cambia. Sparks es muy inteligente. Te hace creer que estan enfadados, que su amor se ha acabado y que van a divorciarse, PERO NO. Y no os quiero decir qué pasa porqué cuando lo descubrais os vais a quedar con cara de WHAAAAT?!

Aquí vemos una Gabby muy ausente, pero que parece segura de sí misma. Travis es justo lo contrario. Es un hombre consumido por la culpa. Quiere que su matrimonio vuelve a ser el que era. El Travis feliz que vimos once años antes ha desaparecido. Lloré mucho, pero muchísimo con esta parte, sobretodo cuando descubres qué ocurre realmente entre estos dos. ATENCIÓN, SPOILER *el momento en que Travis le suplica a Gabby que despierte del coma, que sino lo hace ya tendrán que desconectarla... fue horrible; y cuando se despide porqué va a desconectarla ESO FUE EL INFIERNO ABRIÉNDOSE BAJO MIMS PIES* FIN DEL SPOILER.  

Por otro lado, el final estaba cantado. Y me gustó. Y sufrí. Por un momento pensé que Sparks no iba a acabarlo como yo había pensado y sufría muchísimo. 

Así que hoy, como llueve y tal, aprovechad y leedlo porqué vale la pena. Es realmente bonito. ¡Os lo recomiendo!

viernes, 15 de noviembre de 2013

EL ÉXTASIS DE GABRIEL

¡Hola, amantes de la lectura! A principios de mes os hablé de "El Infierno de Gabriel" y ahora voy a hablaros del segundo libro de esta maravillosa de trilogía, que Sylvain Reynard finalizará en poco menos de tres semanas publicando la tercera parte. "El Éxtasis de Gabriel" os enamorará...


Tras varios meses de espera, el profesor Gabriel Emerson y, su alumna, Julia Mitchell, acaban consumando su amor e inician una historia de amor en la clandestinidad. Apartados del mundo durante unas románticas vacaciones en Italia, Gabriel la instruye en las delicias del cuerpo y en el éxtasis de la sensualidad. Pero, a su regreso, su felicidad se ve amenazada por las estrictas normas académicas y una ex amante celosa. Tras ser descubiertos, el consejo universitario exonera a la joven de todo responsabilidad, con la única condición que no vuelva a tener contacto con el profesor hasta su graduación... ¿volverán a caer en la tentación?


¿Habéis visto la portada? Es LA portada. Elegante, sencilla, soberbia, atrayente... Perfección en estado puro. Como la trama de esta segunda novela. Si el primer libro me enganchó, este me causó adicción y ansiedad. El romanticismo y la lujuria quedan apartados cuando el amor de esta pareja se pone a prueba. La universidad no cejará en su empeño de separarlos... y lo conseguirá. Lloré muchísimo cuando Gabriel sale de la vida de Julia. De verdad, se me partió el corazón. 

Y es que en este libro, vemos un Gabriel enamorado, sensato y que antepone la carrera y el futuro de Julia a su felicidad. Volvemos a encontrarnos con un Gabriel consumado por la culpa. Si al principio del libro se le apreciaba feliz, vital y lleno de planes de futuro... luego nos encontramos con que es un muerto en vida. Antes de desaparecer por completo de la vida de Julia, podemos ver como a veces tomar la decisión más correcta para tu cabeza no es la que el corazón aprueba.

Un aporte que os quiero dar es que es increíble como Reynard te hace ver un hombre guapísimo que ha superado sus fantasmas del pasado que viste bastante nerd con gafas al puro estilo hipster y pajaritas de colores, con topos y demás. En serio, no sé qué pretendía, pero ha creado un tipo irresistible con combinaciones de ropa que las tías tacharíamos de horribles, horteras. Punto para ti, Sylvain Reynard.

Julia cambia muchísimo, no sólo si se compara con la chica que era en el primer libro, sino a lo largo de esta novela también. Conoce el amor, le pilla el gustillo. Confía en su amado. Pero cuando él se marcha, cuando la universidad los separa... vemos una Julia infeliz, que vuelve a ser insegura de sí misma y que intentará refugiarse en los estudios y en su amigo Paul, que es un pagafantas de cuidado. La viva imagen de lo que un corazón roto puede hacer en una persona. Y en como los amores de verdad tardan mucho tiempo en superarse. 

Creo que esta historia quita importancia al resto de personajes que pueden aparecer en la novela. Claro que tienen un gran aporte en la historia, pero la intensidad y las fases de la historia de amor entre el profesor Emerson y Julia será lo que más llame la atención, lo que te obligue a vivir pegados al libro. Por eso no quiero hablar de los otros personajes. 

No quiero contaros el final, básicamente porqué os fastidiaría toooooodo. Sólo quería decir que no todo es lo que parece. Además, os voy a dar varios motivos (o preguntas) para que os leáis el libro y deseéis saber cómo termina... ¿Qué pasará cuando Gabriel y ella se reencuentren al final del libro? ¿Le echará Julia en cara que la abandonase, que no luchase por lo suyo? ¿Podrá Gabriel explicarse? ¿Se perdonarán tras estar meses separados? ¿O Paul habrá conseguido desplazar a Gabriel del corazón de Julia para hacerse un hueco?

Os lo recomiendo lectores. Ya os lo he dicho antes pero os lo repito... es totalmente adictivo. Un libro de matrícula de honor, porqué lo tiene todo. No veo momento que llegue la tercera parte en Diciembre... ¡y si le dais una oportunidad a la trilogía estoy segura que os pasará lo mismo que a mí!

miércoles, 13 de noviembre de 2013

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY

¡Hola, amantes de la lectura! Hoy os traigo uno de los libros más leídos y que seguramente tiene miles de reseñas colgadas por Internet. Hoy aportamos nosotras nuestra pequeña opinión sobre la trilogía Cincuenta sombras de Grey de E.L. James, que ha marcado un antes y un después en la novela erótica y romántica. ¡Y empezamos por el primer libro!


Cuando la estudiante de literatura Anastasia Steele recibe el encargo de entrevistar el exitoso y joven empresario Christian Grey, queda impresionada al encontrarse a un hombre atractivo, seductor y también muy intimidante. La inocente e inexperta Ana intenta olvidarle, pero pronto comprende cuánto lo desea. Cuando la pareja por fin inicia una apasionada relación, Ana se sorprende con las peculiares prácticas eróticas de Grey, al tiempo que descubre el límite de sus propios y más oscuros deseos.


Primero de todo... la portada. La portada creo que supuso un antes y un después. Vende más una portada con un elemento simbólico que una pareja semidesnuda. Así que creo que eso ya le da un punto a E.L. James para el éxito. La contraportada no me dijo mucho... fueron muchas las personas que me obligaron a leerlo por así decirlo, y se lo agradezco porqué me gustó bastante esta trilogía. A las administradoras de este blog Grey nos trae locas loquitas locas.

La trama de este primer libro está bastante explotada, y visto su éxito mundial, aun se le da más bombo a esto de <<chica conoce a empresario rico plagado de secretos cuyo sexo es apasionado y violento>>. Esto es lo que sucede a lo largo del primer libro. Vivimos en las carnes de Anastasia cómo empieza su historia con Grey, somos testigos de ese amor encubierto que sienten los dos. Sobretodo lo vemos a través de correos electrónicos. Así se divide el libro en realidad. Muchas conversaciones cara a cara, mucho sexo y muchos e-mails entre los dos. No sé cómo lo harán en la película para esas partes de los correos, porqué hay páginas y páginas de e-mails. 

En realidad, en sí, E.L. James no es una delicia escribiendo, hay escritoras que escriben muchísimo mejor que ella. Pero la historia tiene algo que te engancha.

Y supongo que ese algo es, sin duda, Christian Grey. ¿Por qué? Creo que Grey ha dado a much@s escritor@s la clave del éxito: ha demostrado que preferimos un hombre apasionado, muy rico, que aparentemente lo tiene todo pero que tiene uno o más traumas infantiles y juveniles. Si a esa mezcla le añades que es celoso, controlador, pero a la vez un romántico empedernido.. ¡Boom! Aparece un hombre que nos hace temblar a todas. Y esto es así. Todas nos hemos enamorado de Grey. 

Pero creo que este amor hacia este personaje es bastante... no sé como describirlo. Os lo explicaré. Si en la vida real nos encontrásemos a un tipo controlador, celoso, con miles de guardaespaldas y secretos... le daríamos puerta. Sí o sí (e independientemente de sus prácticas sexuales). Al menos, el 98% de mujeres lo haríamos. Pero supongo que la imagen de hombre inseguro con muchos traumas nos enternece a todas. E.L James ha sabido explotar esa faceta de Grey. 

En cuanto a Anastasia, en este primer libro es bastante... no sé, dejemoslo en que está algo empanada. Lo digo porqué es muy inocente y es difícil verla enfrentándose a Christian. Cuando consigue sacar la gata que lleva dentro, me hace sonreír. También supongo que E.L James pretendía mostrar el poder que ejerce Grey sobre ella. 

Me gusta mucho la Ana mental que visualiza de vez en cuando. Su yo interior, vaya. Cuando da volteretas o se indigna. Cuando leía esas partes, era como recordar aquella serie de Hilary Duff donde había un dibujito que hacía de ella misma y hacia gestos y charlaba. Pues igual. 

Hay muchos otros personajes. Algunos se hacen querer más que otros, y esa es la intención de la autora. E.L James pretende que amemos a Kate, la mejor amiga de Ana y que es más lista que el hambre. Pretende que adoremos a sus amigos, al hermano de Christian también. Quiere que sintamos pena por José, que no superará la friendzone con Ana. Y pretende que odiemos a Elena, esa maldita dominante asalta-cunas que nos sacará de quicio a todas a lo largo de la trilogía.

Bien, en cuanto a las escenas de sexo... yo llegué a un punto donde me las saltaba. El sado no es lo mío y leerlo implicaba imaginarlo, y lo pasaba mal. Así que esa gente que dice que las lectoras de la trilogía de Grey somos unas salidas y bla bla bla... no sé, yo no me puse "caliente" ni me entraron ganas de coger una fusta. Pero bueno, aquí cada uno... Seeeep.

Sé que llevo mucha reseña, pero es que es un libro que da mucho para hablar y sus personajes también. Así que doy mi opinión sobre el final y me callo por hoy. Y es que... el final. Osea, Ana se pira porqué se cabrea con él por tener ciertos gustos sexuales. No critico a Christian porqué cada uno le gusta lo que le gusta... pero no entiendo porqué se va super ofendida cuando es ella quien pide que Christian haga lo que le hace antes de salir huyendo.

Pues eso. Si lo habéis leído ya sabéis de qué hablo y sino... leedlo. Yo os lo recomiendo, de verdad. Y esto también va para los que criticáis la trilogía .. ¡leed y opinad entonces! ¡Próximamente os traeremos la segunda parte!

martes, 12 de noviembre de 2013

LA SOMBRA DE LA SIRENA

¡¡Hola lectores!! Camilla Läckberg nos trae el sexto de la saga Fjälbacka. Erica y Patrick vuelven con un nuevo caso.



Christian Thydell, el bibliotecario de Fjälbacka, acaba de publicar su primera novela: La sombra de la sirena. El libro ha tenido mucho éxito pero no todo va genial. Nadie sabe que Christian está recibiendo cartas amenazadoras a las que él no intenta hacer mucho caso. Sin embargo, la Policía encuentra el cadáver de Magnus Kjellner, un amigo de Christian, a los tres meses de su desaparición.

Patrick enseguida ve que las cartas amenazadoras y el asesinato están relacionados. Alguien odia a Christian tanto como para cumplir todas sus amenazas. Patrick, con la ayuda de Erica, deberá averiguar quién está detrás de todo antes de que sea tarde.

Un ramo de lirios blancos, una amenaza: “Ella siempre está contigo y tu muerte es inminente”.

Bueno, por algo dicen que es la autora más leída de Europa. A pesar de ser ya llevar seis libros de esta estupenda saga, vuelve a hacerlo. Te tiene en vilo y comiéndote la cabeza la mayor parte del libro. Pones la mira en un sospechoso, lo cambias, lo vuelves a cambiar… y al final te quedas, ¿Hola? ¿En serio me lo dices? Tremendo.

La autora cambia la dinámica de los libros y en vez de viajar al pasado, hay un par de páginas al principio, escritas en cursiva, en las que nos metemos en la mente de un niño pequeño. Al principio lo único que sabes es que el niño este quiere mucho a su madre. Pero también que tiene algo que ver en el asunto. ¿El qué? Esa es la pregunta del millón. Lo que yo me imaginaba no tenía nada que ver con lo que pasaba en realidad. Ni siquiera averigüé la identidad del asesino. Me dejó totalmente loca.

En cuanto a los personajes permanentes, Erica está embarazada de gemelos y lo lleva bastante bien. La verdad, me gusta más el libro cuando ella ayuda a Patrick con la investigación. Ahora tiene a su hermana Ana, embarazada también, a su lado y está más contenta. Siempre me ha gustado mucho su personaje, muy logrado. Ella no quiere meterse dónde no la llaman pero su curiosidad le puede. Me encanta.

Luego está Patrick, que pasa un periodo de estrés. Entre el caso que le trae de cabeza y su hija Maja, que está en una etapa no muy buena, el pobre no da abasto. Sin embargo, valiente y tenaz, no descansa hasta resolverlo todo estupendamente. Es un crack. 

El final… el final es WTF. La primera vez que me pasa con ella. Aunque el caso se cierre… bueno, hay algo que no y eso tendrá consecuencias fatales. Mi cara fue un poema. ¿Cómo me podía dejar así? la hubiera matado en ese momento...

En fin, si os gustaron los anteriores no tengo ni que deciros que os lo leáis. Y si no, empezad por el primero. Son geniales.

Me falta uno de los que han salido en España. Pronto, Los vigilantes del faro.

¡¡Hasta otra!!