lunes, 25 de abril de 2016

33 RAZONES PARA VOLVER A VERTE

¡Buenas, amantes de la lectura! Empezamos la semana con la reseña de una novedad romántica que a me ha mordido el corazón...

33 RAZONES PARA VOLVER A VERTE
Autora: Alice Kellen
Fecha de publicación:11/04/2016
Editorial: Titania
Páginas: 316
Precio: 15€

Mike, Rachel, Luke y Jason han sido amigos inseparables desde pequeños. Pero sus caminos se alejaron cuando Rachel cometió el error de enamorarse del chico equivocado, Mike, que terminó traicionando a la única persona que siempre estuvo dispuesta a arriesgarlo todo por él.
Cinco años después, el destino vuelve a unirlos; pero ahora Rachel ha cambiado, es tan arisca como su gato Mantequilla y ya no se permite confiar en nadie. Por eso, a pesar de estar a punto de ser desahuciada, lo último que desea es dejarse convencer para mudarse con ellos. ¿Cómo podría mantener su corazón intacto y a salvo viviendo bajo el mismo techo que Mike? Sabe que esconde secretos y que su mirada gris es capaz de despertar todos los recuerdos que ella lleva tanto tiempo intentando olvidar.

Estaba deseando leer esta novela y morí de amor cuando mi padre me la regaló para el Día del Libro. Como veis, la he devorado en cuestión de un día, ha sido una de esas historias que te atrapa y no te suelta ni siquiera cuando ya has leído la última página. Además, la portada es magnífica y cuando comprendes el significado del título de los puntitos blancos esparcidos sobre ella... te derrites. Como el hielo bajo el sol.

Es curiosa la forma que tiene Kellen de empezar esta novela. La autora empieza separando los momentos por el año que sucede, hasta que los protagonistas cumplen dieciocho años y algo sucede que los obliga a tomar caminos separados.

Ahora han pasado cinco años, Mike y Rachel narran en tercera persona y somos capaz de ver cómo se sienten ahora que se han reencontrado, si bien el lector tiene que adentrarse de lleno en la novela para descubrir por qué Mike ha cambiado tanto, por qué es una sombra de lo que fue y cuáles son esos secretos que lo atormentan. Rachel tiene que abandonar su piso y no tiene más remedio que compartir piso con los que fueron sus mejores amigos, a quienes acaba de encontrar después de tanto tiempo. 

Creo que hay dos Rachel en esta historia, puede que tres. La primera es la chica adolescente, alegre e inocente, que vivía feliz con su padre y sus tres mejores amigos, a los que conoció de pequeña al mudarse a su barrio. Con el paso del tiempo (cinco años para ser más exactos), las traiciones y las pérdidas, han hecho que Rachel se encierre en sí misma. Aquí aparece la segunda versión de nuestra protagonista: una con la lengua más afilada, más desconfiada y arisca, que vuelca todo el amor que tiene y que cree no poseer en su gato, llamado Mantequilla. 

A medida que la conocemos durante su convivencia con los chicos y en cómo rescata los sentimientos que la unían a Mike, conocemos la tercera Rachel. Vuelve a desprender la energía y felicidad de antes, pero ahora con mucha más humanidad y madurez, y con un retazo de miedo al amor totalmente comprensible.

La considero una protagonista con un fondo de lo más complejo, si bien es sencillo reconocerse en ella. Todas hemos sido Rachel alguna vez.

En cuanto a Mike, debo decir que es un personaje al que no puedes odiar por más que quieras. Él nunca tuvo una vida fácil, a diferencia de Luke y Jason, sus mejores amigos. La violencia era una constante en su infancia, en su adolescencia y sólo podía aferrarse a la pureza de Rachel. Hasta que un día metió la pata. 

No conocemos qué pasó con Mike esos cinco años de lapsus, lo haremos más adelante, aunque seguimos viendo a un protagonista herido que carga con demasiado peso sobre los hombros y que prefiere callar lo que siente y piensa. Es otro personaje complejo, sobre todo teniendo en cuenta que ha tomado muy malas decisiones y ahora tiene que acarrear con ellas. 

Por otro lado, Mike es un gran amigo, un chico divertido y que sabe plantarle cara a Rachel, demostrando que están hechos el uno para el otro. También tiene un lado muy romántico que encaja a la perfección con el lado arisco de ella.

El problema es que al vivir juntos, están obligados a verse y a enfrentarse al pasado. Perdonarse no es sencillo. Caer en la tentación tampoco. Y mucho menos cuando cada uno tiene sus propios temores, incapaces de renunciar a las losas que los atrapan en el pasado y los dejan en un punto muerto. Esta novela de Alice Kellen habla de avanzar, de perdonar y volver a confiar, de atreverse a todo por un amor que sobrevive al tiempo y al dolor. Creo que la autora ha sabido enfocarlo a la perfección y le ha dado este toque que te vuelve adicto y que te hace reír, emocionarte, maldecir y llorar.

Además, el libro también está plagado de amistad, donde vemos la familia que forman estos cuatro mejores amigos. Quiero saber más de Luke y de Jason, estoy deseando conocer sus libros, aunque eso ponga fin a la serie y me deje vacía.

Por otro lado, tenemos un poco de acción, secretos turbulentos que pueden poner en jaque un castillo de naipes muy frágil. El pasado de Mike no puede borrarse y puede hacer que todo se tambalee. Lo cierto es que esta parte, en especial, de 33 razones para volver a verte, me ha sorprendido gratamente. No ha parecido forzado ni mucho menos, al contrario, creo que encaja a la perfección con la trama. 

Como veis, la novela lo tiene todo para ser un exitazo y lo cierto es que a mí me ha conquistado. Ya estaba enamorada de la pluma tierna y divertida de la autora, pero ahora muchísimo más. Estoy total y absolutamente enamorada de este romance, de su dulzura, de su crudeza, de la pasión y el sufrimiento que te mete en el cuerpo. 

Una de las mejores lecturas del 2016, os lo aseguro. Es uno de esos libros que se te cuela bajo la piel y que ya no se borra de ella jamás, como un tatuaje invisible. Así que, si podéis, leerlo. Sé que mi reseña es algo caótica (y lo siento muchísimo), pero no soy capaz de plasmar en palabras todo lo que me ha hecho sentir 33 razones para volver a verte. Sólo puedo aseguraros que no es una historia que deje indiferente y que adoro tener en mi estantería.

*Me gustaría poder puntuarla con un infinito, pero al no poder... ¡5/5!*

4 comentarios:

  1. Le tengo muchas ganas al libro, y a la autora. Asi que ojala pueda hacerme con él pronto.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ay! dentro de nada empiezo con la lectura, espero que me guste tanto como a ti.
    ¡un besito!

    ResponderEliminar
  3. Es mi actual lectura y lo que llevo me esta encantado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. espero tener la oportunidad de disfrutarla.
    Besos

    ResponderEliminar

¡Hola! Tus comentarios nos ayudan a crecer y ¡nos hacen muy felices! Pero recuerda, respeto hacia el resto de lectores y nada de spam.

¡Muchas gracias!^^