sábado, 12 de julio de 2014

ESMERALDA

¡¡Hola lectores!! Acabamos la trilogía de Amor más allá del tiempo (NOOOOOOOO) De verdad, me ha dado mucha pena terminarla. ¡No quería! Me ha gustado mucho mucho. En fin, ¿qué nos habrá preparado Kerstin Gier? Si no te has leído los dos anteriores, cuidado: CONTIENE SPOILERS.



“¿No podríamos seguir siendo amigos?” Seguro que muere un hada cada vez que en algún lugar del mundo se pronuncia esa pregunta…

Pero el perfectísimo Gideon de Villiers –a quien Xemerius prefiere llamar ‘el innombrable’- no tiene suficiente sensibilidad ni para pensar en las hadas ni para dejar de pisotear mi corazoncito. Si no fuera porque cuando le miro se me corta la respiración y me tiemblan las piernas, le hubiese soltado un bofetón que le habría mandado directo al siglo XIX sin necesidad de cronógrafo… Aunque, en lugar de hacer eso, solo le fulminé con la mirada y me alejé. Al fin y al cabo, éramos los dos últimos viajeros en el tiempo y en pocas horas saltaríamos juntos a 1782 con una misión a vida o muerte…


¡Madre mía! ¿Un bofetón? ¡Yo lo mando de una patada a la estratosfera! Que dices, “tiene que tener una buena razón“, pero aaaaaarg ¡lo mato!

He ahí mis sensaciones al final de Zafiro. Gideon de Villiers se había comportado como un auténtico imbécil y la cosa no mejoraba al empezar este libro. Era en plan, ¿qué haces con tu vida? Pero bueno, hay que quererle (ya me entenderéis cuando os leáis el libro).

En fin, la cosa está muy negra. El conde de Saint Germain está a punto de cerrar el círculo de sangre (registrar la sangre de los doce viajeros del tiempo en el cronógrafo) y conseguir el dichoso Secreto. Pero Paul y Lucy han movido ficha. Paul le ha dado a Gideon unos papeles que pueden salvar la situación. Unos papeles que demuestran que el “Conde” no quiere salvar el mundo con el Secreto, lo quiere todo para él. Pero, ¿qué hará Gideon? ¿Dejará de creer de golpe en todo lo que le han enseñado desde que era niño?

Por su parte, Gwen está intentando encontrar la forma de mandar al conde a la estratosfera. Para ello, cuenta con la inestimable ayuda de su mejor amiga Leslie (de la que soy fan) y de Xemerius (de la que soy hiper mega fan). A este equipo se unirá Raphael, el hermano pequeño de Gideon. Además, recibirá ayuda del pasado de manos de su abuelo Lucas, que ha escondido algo en la casa. Algo demasiado importante como para que siga escondido.

¡Era todo tan emocionante! Si Zafiro me pareció un poco más flojo que Rubí, Esmeralda lo compensa con creces. Pasaban miles de cosas pero, conforme avanzaba el libro, iba observando maravillada como la autora lo hilaba todo para que encajara en su sitio. Momentos como cuando Gwen se ve a sí misma en Rubí en su tercer salto o el golpe que le dan a Gideon en la cabeza, adquieren sentido inmediato. Las piezas encajan todas en su sitio de forma espectacular. Me ha encantado.

Además, sigue siendo ameno y ligero de leer. Las intervenciones de Xemerius y la forma que tiene Gwen de explicarlo todo han conseguido hacerme reír en muchas ocasiones. Cuando me di cuenta me faltaban 75 páginas. Es flipante. De hecho, intentaba alargarlo para que me durara más pero me fue imposible.

Gwen me sigue encantando. La chica no duda en cargarse las reglas de oro y demás si con ello consigue detener a Saint Germain. Además, su forma de ver las cosas me encanta. Y me he reído mucho con ella y sus explicaciones /comparaciones. Y lo lleva todo con mucha entereza. *ATENCIÓN SPOILER* Cuando se entera de que es hija de Lucy y Paul (cosa que se sabe desde el segundo capítulo de Rubí) pensaba que le montaría una escena a su madre adoptiva pero no. Me encanta su madurez) *FIN DEL SPOILER* No me he enfadado con ella y eso me suele pasar pocas veces.

En cuanto a Gideon… Ya he dicho arriba lo que pensaba. Pero claro, luego ves lo que ves y sabes lo que sabes y no te puedes enfadar con él. Está claro que todo lo hace por protegerla porque enamorado está (que ya se lo dice a Paul al final de Zafiro). Ya veréis ya… ¡¡ES TAN MONOOOO!! <3 (En estos momentos me imagino a Kenzo poniendo los ojos en blanco).

Pero, sin duda, el amo es Xemerius. Es increíble lo que cambia un libro cuando no tiene un personaje así. Exijo un Xemerius en todos los libros. No me he podido reír más. De verdad, QUE GRANDE. Es muy muuuuuuuuy bueno.

En cuanto al final… Yo llevaba desde el primer libro sospechando de una persona. Y no me sacabas de ahí. Era un “Eres tú seguro. Y no hay más que hablar”. ¿Qué pasa? Que me he equivocado. Y me he quedado loca. Luego piensas que tiene más sentido pero… abrid la mente. Me ha conseguido sorprender y eso es otro punto a favor.

Así pues, no hace falta que os diga que os recomiendo esta trilogía. Desde hoy, está en mi WishList. Os lo vais a pasar genial leyéndola. Que vivan los viajes en el tiempo.



¡¡Hasta otra!!

8 comentarios:

  1. Aii! parece que acaba bien la trilogía estoy deseando leerla!! ^^
    un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siiii es un buen final jajaja xD Besooooos^^

      Eliminar
  2. Estoy deseando leer la trilogía pero nunca me animo :(
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímateeee!! No te arrepentirás^^ Besoooos

      Eliminar
  3. Leí hace tiempo esta trilogía y este lo ame especialmente, es genial.
    Y Xemerius es demasiado bueno como tu yo moría de risa con él.
    Besitos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Caitt es geniaaal. Me alegro de haberlos leído. ¡Un beso!^^

      Eliminar
  4. Mi favorito de la trilogía sin duda! <3
    Me quedo por vuestro blog que me ha encantado, besos!

    ResponderEliminar

¡Hola! Tus comentarios nos ayudan a crecer y ¡nos hacen muy felices! Pero recuerda, respeto hacia el resto de lectores y nada de spam.

¡Muchas gracias!^^